Ascenso fascista.

Hace ochenta años, los fascistas cayeron sobre Roma, en un golpe de efecto teatral, pero incruento, magistralmente orquestado por Mussolini para exigir el poder. El fascismo entraba en la Historia pisando fuerte y el modelo totalitario italiano se convertía en un experimento, cuyos pasos observaron con benevolencia, cuando no con envidia, muchos grupos conservadores europeos. La aventura que desembocó en la Segunda Guerra Mundial había comenzado.

Anuncios